Historia de la Comuna

ago - 3 | Archivo en: | Comentarios desactivados en Historia de la Comuna 

 

 

San Joaquín se creó a partir de la partición territorial de la comuna de San Miguel, mediante el decreto con Fuerza de Ley Nº 13.260 de 1981, iniciando su actividad como corporación edilicia en julio de 1987.

El Municipio empezó su funcionamiento administrativo con el decreto Nº 905 del Ministerio del Interior, que designara, con fecha 27 de julio de 1987, a su primer Alcalde.

El aniversario de San Joaquín se celebra el día 26 de octubre, fecha en que en el año 1987, se realizó su inauguración oficial.

El territorio comunal es 100% urbano con sus suelos consolidados, no existiendo áreas disponibles para la expansión urbana, por lo cual el crecimiento futuro debe estar orientado a través de la renovación dentro del contexto actual de densificación urbana, política definida por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y las normativas del Plan Regulador Metropolitano de Santiago.

 

LOCALIZACIÓN

 

La comuna de San Joaquín, se emplaza en el sector sur de la Región Metropolitana con una superficie aproximada de 10 km2.

 

LÍMITES JURISDICCIONALES:

 

Norte: Línea de FF.CC Circunvalación desde Av. Santa Rosa hasta Av. V. Mackenna. Comuna de Santiago.
Sur: Av. Lo Ovalle. Comuna de La Granja.
Este: Av. V. Mackenna. Comunas de Ñuñoa, Macul y La Florida.
Oeste: Av. Santa Rosa. Comuna de San Miguel.

 

POBLACIÓN COMUNAL

 

Censo Hombres Mujeres Total
Censo 1982 59.364 64.540 123.904
Censo 1992 53.668 60.349 114.017
Censo 2002 46.708 50.917 97.625

 

MISIÓN

 

Ser una organización orientada a los vecinos y barrios de la Comuna, proveyendo servicios y programas eficientes, transparentes y evaluables para impulsar la calidad de vida e integración social. Asumir un fuerte rol de articulación, promoviendo la Gobernanza Colaborativa y la participación social, para aumentar las energías, recursos y compromisos activos con el desarrollo de San Joaquín y de su identidad.

 

VISIÓN SAN JOAQUÍN 2020

 

Comuna residencial, de servicios y actividades productivas no contaminantes, con vocación cultural, buena calidad de vida e integrada socialmente, con barrios seguros, limpios, verdes y sustentables, con mejores personas, participación y compromiso activo de sus vecinos e instituciones, contribuyendo a que Santiago sea una cuidad más inclusiva.