San Joaquín realiza emotivo adiós a Padre Guido Blanchette

oct - 11 | Archivo en: Adulto Mayor, Eventos, Familia, Jóvenes, Niños, Patrimonio, Religión, Social | Comentarios desactivados en San Joaquín realiza emotivo adiós a Padre Guido Blanchette 

 

 

“A mí me motiva el desafío de las cosas que se dicen imposibles”, fue una de las frases que marcaron la vida del padre, que, con 87 años, era presidente honorario de la Fundación “Mundo Ideal” de nuestra comuna.

A las 9.30 hrs. de hoy llegaron hasta la Parroquia Santa Cristina el alcalde de la comuna, Sergio Echeverría, representantes de la embajada de Canadá, miembros de la Fundación “Mundo ideal”, familiares, amigos, vecinas y vecinas del Padre Guido Blanchette, para darle un último adiós.

Hace 55 años el Padre Guido, sacerdote educador canadiense tuvo un sueño, el cual fue que los niños y jóvenes de San Joaquín tuvieran la oportunidad de conocer un nuevo mundo, un “Mundo Ideal”, es así que su historia se entrelaza con nuestra comuna desde sus inicios.

Es por sus grandes aportes y su obra que en la oportunidad el edil expresó la voluntad de nombrar Hijo Ilustre al sacerdote y expresó: “Gracias por tu labor pastoral y social, siempre presente en nuestros corazones”.

Fue en medio de aplausos de scouts y canciones que se realizó la misa que dio paso al funeral que se llevó a cabo en el Cementerio Metropolitano.

Biografía

El padre Guido Blanchette, oriundo de Canadá, llegó a Chile para instalarse, trabajar como clérigo, aprender español e informarse de la actualidad de nuestro país. Es de esa manera que el 15 de noviembre de 1958 realiza su primera prédica en español en la Parroquia Santa Cristina. Desde ese momento comienza a ser conocido como el “Padre Guido”.

Una vez que pudo comunicarse en español, comenzó a colaborar con el sacerdote Manuel Ordenes, quien era párroco de la Parroquia San Cayetano en la población La Legua. De este sacerdote aprendió cómo trabajar con pocos recursos, en un ambiente duro y a veces hostil, pero en el que se podía descubrir a personas lindas y de gran calidad humana.

En el verano de 1959 fue nombrado párroco suplente de San Cayetano por un mes.

Luego de pasar unos años en Antofagasta (1959 – 1961) regresó a Santiago para trabajar, entre otras cosas, en la casa de seminaristas de la congregación (donde actualmente está ubicada la cárcel de menores, Av. Departamental con Canadá).

En 1962 el Padre Guido, junto con el Padre Juan Latulipp, comenzaron a acoger a los niños de San Joaquín, del sector cercano al seminario; eran niños de escasos recursos que vivían en condiciones mínimas. Los niños se preparaban para la Catequesis, pero también aprendían juegos, amarres y cantos.

El 11 de junio de 1962 los sacerdotes organizaron un paseo para los niños; fueron a la quebrada de Macul. Allí realizaron distintas actividades, ligadas a la catequesis como a la diversión en general. Cuando los niños regresaron de ese paseo en lo único que pensaban era en ser Scout. Frente a tanta insistencia de los niños el Padre Guido aceptó el desafío y creó al grupo llamado María Inmaculada, el cual comenzó con 6 niños y que poco a poco iría adoptando el régimen normal de un grupo Scout, con reuniones semanales, campamentos de verano, etc. Con el correr de los años, el grupo pasó a llamarse “Mundo Ideal”, nombre con el que actualmente vive.

Dentro de “Mundo ideal” el Padre Guido ejerció los siguientes cargos y responsabilidades:

Asesor Religioso (1962 a la actualidad), Jefe de Grupo (1974 – 1986), Jefe de campamento (1975 – 1995), Jefe de Ruta (4 años en el cargo, aproximadamente), Jefe de Tropa (2 años en el cargo), responsable de las construcciones que se han realizado en el local, responsable en gran medida de la gestión económica.

Ser Scout era algo que lo llenaba de orgullo y cómo no si a sus 14 años de edad ingresó a la tropa del Grupo Scout de su colegio “Andree Grasset” (1943).

Su obra ha sido reconocida tanto en Chile como en el extranjero:

En el año 2002 fue nombrado Miembro Honorario de la AGSCh.

En el 2009, en el centenario de la AGSCh fue destacado como una de las 100 personas que más han aportado al desarrollo del escultismo en Chile

En el 2014 recibió la “Medalla del Gobernador General” de manos del Gobernador General de Canadá, señor David Johnston, en reconocimiento del pueblo de Canadá por su destacada labor en tierras chilenas.

Fundación Mundo Ideal

Con el fin de expandir el trabajo con y para los jóvenes del sector Sur de Santiago, el Padre Guido y ex integrantes del grupo “Mundo Ideal” comienzan a forjar la idea de organizar la Fundación destinada a ayudar con educación y oportunidades a los jóvenes y niños de la comuna. Las gestiones comenzaron en 1995, siendo así que el 30 de julio de 1998, recibe su personalidad jurídica.

Al ser un aporte para la comuna de San Joaquín y la Zona Sur de Santiago, es que el Padre Guido siempre se esforzó por ser una alternativa de progreso, desarrollo integral y vida para los jóvenes más necesitados, creando el reforzamiento escolar con un gran Preuniversitario y las destacadas Colonias Educativas de Verano, las cuales desde el año 1985 se han desarrollado sin interrupción.

La Fundación incorpora a su programa las Colonias de Verano, destinado a niños y jóvenes de escasos recursos. Lo particular de estas Colonias es que se insertan a la vida Scout, es decir, los colonos conviven con el grupo Scout “Mundo Ideal”.

La misión de la Fundación Mundo Ideal es contribuir en el desarrollo integral de niños, niñas y jóvenes, de entre 7 y 19 años, en situación de vulnerabilidad social, afectiva y/o económica. Mediante programas basados en la pedagogía del “Aprender Haciendo”, busca cambiar, transformar y fortalecer habilidades, aportando conocimientos y una profunda formación valórica.

Se estima en más de 10 mil los niños y jóvenes que en todos estos años han sido partícipes de la obra del Padre Guido.

Un 40% de los jóvenes del Preuniversitario han ingresado a la Educación Superior en condiciones preferenciales (ingreso directo, becas y créditos), contando con jóvenes titulados de variadas carreras, que ya son  un gran aporte en nuestra sociedad.

En estos días los participantes del reforzamiento escolar alcanzan una taza de repitencia de 0%.